Anuncios

el pandemonium

Mi idea del infierno…

with 9 comments

 

…no es un muro infinito, un cubo de mierda inagotable y una brocha rala: es un puzzle de la obra Convergence de Jackson Pollock.

 

 

Anuncios

Written by cristian campos

23 diciembre, 2011 a 7:00

Publicado en arte

Tagged with

9 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. El mundo en vilo a la espera de las disculpas a los perroflautas de Campos.

    Rey Narmer

    23 diciembre, 2011 at 10:23

    • ¿Por?

      cristian campos

      23 diciembre, 2011 at 10:59

    • Dylan,quando pensamos que a redaidale e9, a meu ver, inventada, histf3rica, negociada e interesseira (vou postar sobre isso na segunda) escolhemos, como seres que somos, uma.E agimos conforme essa sua linha, que e9 melhor tiritica do que outra coisa, na qual eu tambe9m amarro meu bode.Mas, ao mesmo tempo que chegamos a isso, temos que ver que existem outras redaidales flanando por aed. E que nem sempre o discurso da tiritica batem com os fatos.O que nos leva a ne3o ser dogme1ticos, fechados, mas sempre abertos, e escolhendo algo mais humano, e9tico, no que achamos que deve ser aquela defesa (le1 detre1s) do bem comum.Esse senso de mil redaidales, pelo menos para mim, ajuda bastante, pois como lido cada vez com mais gente, diferente, e procuro trabalhar a cognie7e3o deles, vejo que quando falo abro uma ponte, mas nem sempre e9 larga como eu gostaria.Vamos andando abrae7os,bons papos,Nepf4.

      Danang

      27 noviembre, 2012 at 5:13

  2. ¡Ah! Por la inyección de dinerito del BCE…

    cristian campos

    23 diciembre, 2011 at 11:00

  3. No le pediría disculpas a los perroflautas ni aunque saliera mañana Satán en persona diciendo que lleva milenios gobernando a los seres humanos por medio de un gobierno secreto formado por banqueros, traficantes de armas texanos, cantantes de black metal y especuladores varios.

    De hecho, ese sí que sería un mundo divertido.

    cristian campos

    23 diciembre, 2011 at 11:04

    • Por el amor de Dios y del Espíritu Santo, ahora lo entiendo: ¡usted ha sido perroflauta! Hombre de Dios, que usted ha sido izquierdista se puede oler a kilómetros, como huelen todos los seguidores que conozco del Arcadio feliz (de ahí vienen sus taras precisamente), pero ¡perroflauta! Hombre, a ver, ya me imagino que no mucho, no se vaya a pensar que me lo imagino como un “colgao” de esos de por ahí, pero… pero. Digamos… perroflautilla burguesín.Vamos, que ha tenido sus aventurillas en el mundillo, sus coleguitas, y demás. Cosas de juventud. Pero se lo pasó bien ¿eh? Buf, y con la habilidad dialéctica que tiene usted, miedo me da pensar lo que habrá dicho de «fachas» como yo. En fin, ya nos contará, que seguro que tiene mil anécdotas que harán las delicias de niños y mayores.

      ¡Así los conoce usted de bien, que no se le escapa una, pillín! Y así los odia tanto, claro… es lo que tiene el cambio.

      Rey Narmer

      23 diciembre, 2011 at 14:04

      • ¡Ah, amigo! Para apreciar la luz antes se ha tenido que estar sumido en la oscuridad…

        cristian campos

        23 diciembre, 2011 at 14:22

      • Pero perroflauta no, ¿eh? Lo normal a los 18: atontao de izquierdas, sin más. Y de ducha diaria. Pero a esa edad todos somos un poco memos. Yo me lo he sabido perdonar.

        cristian campos

        23 diciembre, 2011 at 14:27

      • «¡Ah, amigo! Para apreciar la luz antes se ha tenido que estar sumido en la oscuridad…»

        ¡Ah, amigo! Ya empezamos con las taras que nombré antes… Que no, que no, que noooo… que al salir de la oscuridad la luz ciega también. Le voy dar yo otra comparación: ¿se acuerda que hace años se decía que aquel que había aprendido a programar en BASIC adquiría tan malos vicios que ya nunca podría programar realmente bien en ningún otro lenguaje? Pues eso.

        «Pero a esa edad todos somos un poco memos.»

        Bueno, bueno, de eso hable por usted… Yo, por ejemplo, no fui un rojo nunca. Ni facha tampoco, no se vaya usted a pensar. La política no me hacía ni fu ni fa: era como «cosa de viejos», y la verdad es que así sigo viéndola ahora (lo que pasa es que ya estoy en la edad).

        «Yo me lo he sabido perdonar.»

        Sí, ya me he dado cuenta que los de su credo (hace tiempo que busco un nombre ¿ex-progs? no, demasiado raro) son extraordinariamente generosos a la hora de perdonarse a sí mismos. Y veo también que, ya libres de pecado, van la Arcadia feliz, donde comulgan con su salvador. ¡Qué bonito! Me lo imagino todo blanco-blanco iPad, como Tintín en el Tíbet.

        Rey Narmer

        23 diciembre, 2011 at 18:02


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: