Anuncios

el pandemonium

¿Pero qué ha pasado aquí?

with 4 comments

 

Ayer me compré La Vanguardia. No me pregunten por qué, no tengo ni la más remota idea. El caso es que empecé a leer y a medio diario pensé “esta no es La Vanguardia que yo conocía“. Joder, es que están a la izquierda de Público. Es que hay menos rigor en sus editoriales de opinión que en los de los boletines del PCE. Ellos, el antiguo diario de la burguesía catalana con posibles, los que callaban como putas cuando Franco y que ahora atan la cuatribarrada al ficus del balcón el 11 de septiembre. Después me pasé por su web y se me cayeron los cojones al suelo. Primero, por su rancio diseño. Atroz. Esa funesta manía de copiar el diseño del papel, cuando lo que deberían hacer es copiar la claridad conceptual de la web de Apple. Después, por los comentarios de los lectores. Con decirles que a su lado los de Kaos en la red parecen democristianos moderados está todo dicho. Es la metástasis provocada por el foco canceroso del català emprenyat. El prestigio del puteo 24-hours, o así. No sé por qué lo llaman La Vanguardia cuando deberían llamarlo El Quejido. Así que a día 19 de diciembre de 2011, alcanzados el 100% de los objetivos militares, todos los medios catalanes de prensa escrita están amontonados en la extrema izquierda. Y mal diseñados. Ahí, en un rincón del tablero, batallando como Húsares de la Muerte por un target de apenas 1000 o 2000 quinceemes. Que les vaya bonito en el empeño, no les arriendo las ganancias.

Lo de La Vanguardia desde su nacimiento sí que ha sido un viaje, y no lo de El corazón de las tinieblas.

Descanse en paz.

 

Anuncios

Written by cristian campos

22 diciembre, 2011 a 7:00

Publicado en periodismo

Tagged with

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Los periodistas siempre han hecho gala de pertenecer a una profesión de sinvergüenzas. Al final la gente se ha dado cuenta (en España ya ha costado, ya) de que era precisamente en eso en lo único en lo que no mentían. Aún más, gracias a internet mucha gente se ha dado cuenta de que periodista puede ser casi cualquiera (no hay más que ver la rabia que le da eso al Sr Espada). ¿Resultado? Adiós periódicos, adiós periodismo. Yo no los voy a echar de menos: llevo 20 años sin comprar un periódico. Descansen en p… ¡qué narices: que les den!

    Rey Narmer

    22 diciembre, 2011 at 9:03

  2. Menos mal que tenemos a La Razón, ¿eh?.

    Unukalhai

    22 diciembre, 2011 at 9:13

  3. Sr Campos: o se le ocurre algo pronto o va a tener que subir otra entrada sobre los perroflas indignados. ¿Que para qué? Hombre, pues para pedirles perdón. Yo ya estoy preparando mi discurso de disculpas por si me encuentro con alguno ¿Y usted?

    Joer, ¿cómo me iba a imaginar yo que esos porreros tenían razón? Bueno la verdad es que es una pregunta estúpida porque ellos se lo imaginaban y lo repetían mil veces: vivimos en un sistema hecho para que ganen siempre los ricos. Y yo me reía. Pero después de ver lo de ayer del BCE robándole a los pobres para dárselo a los banqueros ¿cómo voy a poder mirarles a los ojos y decirle que vivimos en una sociedad justa con las mismas reglas para todos? Me dirán que soy un pobre idiota, que las leyes del mercado son solo para ilusos muertos de hambre como yo, y que los ricos no se rigen por ellas. Que si los pobres pierden, se comen los mocos, pero que si los ricos pierden, se le roba el dinero a los tontos como yo y se les da a ellos hasta que vuelvan a ganar. ¡Y es verdad! ¡Medio Billón! ¡MEDIO BILLON!

    ¡En menudo lío me he metido! ¿No había un abuelo que decía siempre «haga como yo: no se meta en política»? Esto nos pasa por no hacer caso a los mayores… A mi edad tener que pedir perdón a estos hippies peludos, hay que ver, hay que ver…

    Dios mío: ¿y si tienen razón también con lo de los platillos volantes? Con lo que me he reído yo de eso y hala, a preparar más disculpas… hay que ver, hay que ver…

    Pero no se quede callado, por el amor de Dios, y hable, hable: ¿se le ha ocurrido algo para salir del trance?

    Rey Narmer

    22 diciembre, 2011 at 17:55

  4. Yo soy un gran admirador del diseño de la web de Apple, pero tengo que llamar la atención sobre el hecho de que no es un diario digital. Casi todos los diarios digitales tienen ese diseño que usted llama “rancio”. El caso es que funciona, y la gente, que está habituada a él, lo encuentra familiar, mucho más que el diseño de Factual.

    A mí, que no soy lector habitual de La Vanguardia (solo leo algún artículo ocasional muy de vez en cuando), lo que me parece más ridículo de ese diario es su manía infantiloide de escribir Cataluña en catalán (esto es, “Catalunya”), siendo como es un diario en español. ¿Alguien me podría explicar cuándo y cómo se impuso esa costumbre?

    El gato de Schrödinger

    22 diciembre, 2011 at 19:18


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: