el pandemonium

El método Stanislavski, versión madero

with 8 comments

 

Esta noticia de El Mundo: “Ocho mujeres denuncian a cinco policías británicos por ‘infiltrarse’ en sus camas“.

Los policías eran agentes encubiertos infiltrados en grupos de protesta ecologistas. Topos. Uno de ellos, Mark Kennedy, llegó a encadenarse a la central nuclear de Hartlepool. También se subió a una grúa frente a la central térmica de Didcot. Muy convincente. Tanto, que algunas de las ecologistas se acostaron con él. Y no es para menos. Un tipo que se encadena a una central nuclear por una buena causa es un elemento de los que ya no quedan. Un buen partido, que dicen las abuelas. Kennedy también les decía que era escalador profesional y que hacía trabajos puntuales en el extranjero. Además, tiraba de VISA y les pagaba los panfletos y las multas a sus compañeros de tofu. Como para dejarlo escapar.

 

Aquí, Mark Kennedy (en realidad, odia a los osos panda):

 

El tema es que ahora, descubierto el pastel, las cinco ecologistas se sienten violadas. “Engañadas“, dicen ellas. Creían acostarse con un mártir de la madre Gaia y en realidad lo estaban haciendo con un vulgar madero. Todo un “intenso” trauma emocional, ya pueden imaginárselo. ¡Que les devuelvan los orgasmos! Y son los orgasmos de 23 años, desde 1987 a 2010. Si yo fuera el juez encargado del caso, les pediría un excel detallado que incluyera todos los orgasmos fraudulentos. Con fechas e intensidades aproximadas. Para calcular con precisión la cuantía a devolver, digo. ¡Pero 23 años de orgasmos! Como se los reingresen todos de golpe igual les da un síncope y se quedan (aún) más lelas. Como el jorobado de Todo lo que siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar. 

Lo que yo me pregunto es… ¿qué delito han cometido los policías? ¿Engaño con objetivos libidinosos? ¿Seducción de vírgenes? ¿Fingimiento de orgasmo? ¿Falsificación de convicciones? ¿Publicidad engañosa?

¿Y quién dice que no fueron ellos los seducidos? ¿Y quién dice que el amor del policía no era real?

 

Si esto no es amor real ecologista, ya me dirán ustedes qué es:

 

Es más. Pongamos que una 15M se acuesta con un policía sin decirle que ella tienen hondas convicciones revolucionarias. ¿Puede el policía denunciarla porque él creía estar acostándose con una aseada chica de derechas en vez de con una refractaria del champú de IU? ¿Eh?

Pero lo divertido no es la denuncia de las cinco traumadas. Lo divertido es lo que han declarado los superiores de los policías denunciados. “Es muy poco profesional e inaceptable que nuestros agentes encubiertos tengan relaciones sexuales con las personas a las que investigan“. Y lo dijeron sin que se les escapara la risa. O sea, que el topo debe llevar la representación hasta sus últimas consecuencias y jugarse el lomo subiéndose a una grúa, pero a ellas ni mirarlas.

Pero a ver: si lo sospechoso es precisamente que el topo no se acueste con las comedoras de alfalfa teniendo la oportunidad de hacerlo. Sabido es que a los tíos nos importa un carajo la ecología. Para nosotros un bosque es combustible para la barbacoa, y las ardillas daños colaterales. Además: los tíos ni siquiera captamos el color verde, sólo lo fingimos. Nosotros pasamos directamente del azul al amarillo. Así que el único motivo para meterse en un grupo de estos es pillar cacho. ¿De qué si no te ibas a encadenar a una central nuclear? Y eso lo sabe hasta el último pagafantas que va por ahí dándoselas de concienciado para ver si le suena la flauta.

 

Donde ellas ven esto:

 

Nosotros vemos esto:

 

A ver si no lo van a saber ellas, que van tan sobradas de inteligencia emocional.

Por cierto, ¿a que no saben lo más irónico? El nombre técnico de los policías que se infiltran en grupos como este no sólo para obtener información, sino también para promover acciones ilegales, es agent provocateur. Que, como ya sabrán, es también el nombre de una de las marcas de lencería más conocidas y exitosas entre las féminas.

¡Ay, esas fantasías femeninas! Para una vez que se cumplen, van las beneficiadas y se sienten estafadas.

 

Anuncios

Written by cristian campos

17 diciembre, 2011 a 7:00

Publicado en política

Tagged with

8 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Dear M Campos, me ha alegrado usted el desayuno con esa interpretación de las aventuras del poli ecologista. De hecho, casi la palmo porque se me ha atragantado un trozo de bacon de la risa… Es usted casi tan bueno como Julio Camba.
    Pero la noticia que da El Mundo, aparte de vieja (ya hablaba de eso el Guardian en enero), es incompleta: hay mucha tela informativa detrás que no se cuenta. Hay hasta una entrada sobre el poli seductor en la Wikipedia.
    Pero aquí ya nos metemos en el tema del “intermediario informativo” y eso daría para un seminario dirigido por el Sr. Espada.
    Lo que daría esa historia en manos de un Chesterton…
    En todo caso, le agradezco la risa matutina.

    Grunentahl

    17 diciembre, 2011 at 10:23

  2. Sí, lo vi ayer mientras buscaba más información sobre el affaire. Pero no podía dejar pasar la ocasión, es un caramelo demasiado goloso como para dejarlo ahí tirado, a la buena de dios.

    cristian campos

    17 diciembre, 2011 at 11:46

  3. En mi opinion, ese policia debería recibir la medalla de servicios distinguidos, con distintivo rojo, pues habría que ver el ganado al que se tuvo que tirar.
    En varias ocasiones, en diferentes foros virtuales y del Mundo Real, he escuchado esa famosa frase de “me gustaría ser un hombre violado” o “¡como me gustaría que me violara una chica!”. Suelo desactivar esa frase de furor testicular diciendole que imagine que está siendo violado por Maria Antonia Iglesias.

    Brandelmosca

    17 diciembre, 2011 at 11:48

    • Gracias por esa imagen de la Iglesias dándolo todo. No voy a poder sacármela de la cabeza en una semana…

      cristian campos

      17 diciembre, 2011 at 11:51

      • 😀

        Brandelmosca

        17 diciembre, 2011 at 11:54

  4. Hay que ver las señoras cómo se ponen por cualquier cosa.

    Cuando eran ellas las de las camisetas de “yo soy adúltera”; “yo también aborté”; “yo soy lesbiana” y “yo también soy Pepe Rubianes”.

    Yo no sé ustedes pero a mí me han corneado y he corneado. Donde las dan las toman. Cuando uno era el infractor se hacía lo normal: cabizbajo, murmullo de disculpas, alusiones a la volubilidad de la especie y hacerse la víctima que también funcionaba. Cuando ella era quien había conculcado el tácito acuerdo…lloraba. Ya el Prócer Espada nos ha ilustrado sobre cómo blindan las lágrimas.

    O sea que si el policía le hubiera puesto los cuernos con toda su familia -primas, amigas…- la cosa se habría resuelto por la vía contenciosa del insulto y el vete a la mierda y no quiero volver a verte, cabrón. Lágrimas, francachela con las amigas, al catre con el ex, y más lágrimas.

    Pero ay, el ideal. Beben tanto orujo ideológico que le asignan un apartado de correos distinto. Con la sacra ideología, coñas las justas. Trafúscate a mis primas en fila y días alternos, si así lo deseas, pero al credo ni una mancha.

    We, the women. Nosotras, las mujeres. Y lo bien que amuralla el debate eso de “nosotras las mujeres”. A ver cuando empezamos nosotros con la cantinela de “nosotros, los hombres como colectivo, bla, bla, bla”.

    Besitos demoníacos.

    Juan Pablo Arenas (@arenasjp)

    17 diciembre, 2011 at 12:05

  5. Un foro de hombres velludos. La pose del tipo de la foto (del de la derecha me refiero) distrae al principio un poco.

    Peter

    17 diciembre, 2011 at 16:18

  6. Yo una vez fui a un colmado y acabé acostándome con el paqui que cobraba. Me dijo que era un sultán, o un jeque, o algo así. ¡Y luego no me volvió a llamar! ¿Puedo denunciarle? ¿Puedo, puedo, puedo?

    matin

    19 diciembre, 2011 at 11:25


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: