Anuncios

el pandemonium

Menos autoestima y más aprender a leer

with 20 comments

 

Decía el biólogo británico y Premio Nobel de Medicina y Fisiología Peter Medawar que “la extensión de la educación secundaria y recientemente de la universitaria ha creado una amplia población de personas, a menudo con gustos literarios e intelectuales bien desarrollados, que han sido educados mucho más allá de su capacidad para llevar a cabo un pensamiento analítico”.

La de Medawar es una frase increíblemente perspicaz y premonitoria que golpea en el mismísimo centro neurálgico de nuestra actual, y muy errónea, política educativa, infectada por el parásito de lo pedagógico. Y cuando digo nosotros me refiero a Occidente. Al Primer Mundo.

A la civilización, vaya.

En el caso de los EE UU, una atroz educación primaria y secundaria, secuestrada y saboteada por los poderosos y parasitarios sindicatos demócratas de la enseñanza (capaces, sin ir más lejos, de llamar al boicot del documental Waiting For Superman por ofrecer una imagen nada amable de las mafias de la pedagogía), es equilibrada a medio plazo por la presión ambiental de una cultura meritocrática hasta las cachas y por unas universidades concebidas como laboratorios de investigación y fábricas de premios Nobel y elites intelectuales, y no como ONGs del debate especulativo cíclico e infinito, sin coherencia, utilidad, rumbo ni objetivo conocido, a cargo del funcionario de turno.

En la España de 2011, ese contrapeso brilla por su ausencia. Y si ha existido alguna vez, ya nos hemos encargado con celeridad de ridiculizarlo, masacrarlo y penalizarlo so pena de ser etiquetados como viles negacionistas del sacrosanto principio de la igualdad de todas las moscas. Aquí hay una pequeña pero suficiente ración de mierda para todas, y la librepensadora que vuela en dirección al solomillo no sale en la foto.

Viene esto a cuento de un puñado de comentarios leídos en Youtube y también en FilmAffinity, una web de cine en la que los lectores cuelgan sus propias críticas cinematográficas y puntúan las del resto de los lectores. Dirán ustedes que estoy elevando la anécdota a categoría de acontecimiento, y entiendo que eso de irse cabreando con los comentarios delirantes escritos por el primer comentarista anónimo que cae por internet es un trabajo ciertamente absurdo y pesimamente remunerado, pero uno es humano y lleva la competitividad intelectual grabada a fuego en los genes.

 

Primer caso.

Este anuncio de la marca de alta costura parisina Lanvin. Lo pueden ver también en el Tumblr de Verónica Puertollano.

 

 

No es que haga falta un sesudo análisis semiótico para vislumbrar dónde radica la gracia del asunto: contraste, extrañeza y autoparodia. No es tan difícil.

Veamos:

Una marca de moda de lujo utiliza un hit de discoteca chunga de extrarradio como banda sonora del anuncio de su nueva colección. Comparen la elegancia natural de las modelos Karen Elson y Raquel Zimmermann con las petardas morcillonas de peludas mejillas y culos pantagruélicos, sacadas de un lupanar de carretera comarcal gallega, del vídeo original.

 

 

¿El escenario? Un salón decorado al estilo parisino-chic-decimonónico, o cómo cojones lo llamen los interioristas ahora. Los modelos bailan patosa y desacompasadamente intentando imitar los pasos que muy posiblemente están viendo por primera vez en una pantalla situada frente a ellos y que no aparece en plano. Quizá están jugando con Dance Central, el popular vídeojuego de baile de Kinect de Xbox. Es probable incluso que ni siquiera estén bailando la canción de Pitbull y que todas las imágenes del vídeo hayan sido primeras tomas: a la segunda toma, los modelos ya habrían memorizado los pasos y se perdería el frescor y la torpeza del primer intento. Las imágenes del baile y la música han sido desincronizadas a propósito en post-producción para conseguir un mayor efecto de impericia. Al final del vídeo aparece el director creativo de la marca, Alber Elbaz, cimbreando las lorzas como un titán del cassoulet.

Los comentarios de los usuarios:

Es doloroso de ver. Malos bailarines bailando vestidos con ropa que te impediría bailar aunque quisieras“.

El vídeo es aburrido. ¿Por qué debería la moda ser divertida? Si quieres reírte, vete al Club de la Comedia“.

La música es una mierda, los modelos no saben bailar“.

No, esto no está hecho a propósito. Y si lo estuviera, ¿cuál es en realidad el objetivo? El mundo de la moda es ampliamente tolerante con las chorradas estúpidas de estos creativos y sus excentricidades. Nadie quiere ver a Alber Elbaz bailar. Yo ni siquiera pensaba que el tipo se pudiera mover, aparte de para hacerse con otro trozo de tarta“.

Serán muy guapos, pero no tienen ni idea de bailar“.

Tiene el ritmo en la sangre… y valiente mierda de ropa“.

 

Segundo caso.

La película Hasta el fin del mundo (Wim Wenders, 1991).

 

 

Algunos comentarios de los usuarios de FilmAffinity:

La trama no da mucho de si y los personajes son bastante simplones”.

Hombre, la peli es simplona, de acuerdo, y el mensaje tan borroso como las imágenes de los sueños esos…

Es lo que tiene Wim Wenders, o te ofrece una joya como El cielo sobre Berlín (con fallida secuela) y la inolvidable París-Texas, o te sale con este… bodrio, que parece de clase B (si es intencional que me cuelguen) de estética retro en plan posmodernita (…) soy de cine lento, pero con fundamento. Y esta historieta de la tía que escapa con el tío en plan película de ladrones detrás de un aparatejo que ni ellos saben para qué sirve, me ha parecido tan aburrida, tan sin interés, tan presuntuosa, que no he podido con ella”.

 

A ver si nos entendemos: el problema aquí no es de opiniones. Que no te guste el anuncio de Lanvin o que aborrezcas Hasta el fin del mundo no es más que una cuestión de (mal) gusto. Nada realmente grave. El mal gusto existe.

El problema es que esta gente demuestra no saber leer. Es decir, demuestra no comprender el sentido de las representaciones gráficas (esa es la definición que da la RAE del verbo leer). Y me juego el cuello a que muchos de ellos son licenciados o estudiantes de diseño gráfico, o de comunicación audiovisual, o de publicidad, que ya tendría ironía la cosa.

Decir que la historia y los personajes de Hasta el fin del mundo son simplones o que las modelos de Lanvin no saben bailar no es una opinión: es no saber leer. Equivale a decir que la perspectiva del Guernica es incorrecta porque todos los personajes tienen los ojos en el mismo lado de la cara, que en Blade Runner debería haber más explosiones o que Scott Walker canta mal porque sus melodías no son armónicas. Y estoy hablando de un nivel de comprensión básico. Ya no entro en el criptoanálisis, que sería el paso siguiente. Estoy hablando de algo tan sencillo como entender la intención del autor de la obra a un nivel terriblemente superficial. ¿Pretende el artista que me ría? ¿Pretende que me asuste? ¿Pretende adoctrinarme? ¿Es su obra realista? ¿Es fantasiosa? ¿Está siendo irónico? ¿Busca la armonía de los elementos o su contraste?

Estos son sólo dos ejemplos estúpidos que se acaban de cruzar en mi camino, pero si tienen ustedes la paciencia y el estómago suficiente como para leerse al azar unos cuantos centenares de comentarios de los lectores en blogs, prensa digital, foros, twitters, facebooks y demás, no tardarán en llegar a la conclusión de que una buena parte de la humanidad no entiende lo que lee. Y lo que es más misterioso aún: sin entender ni un pijo de lo que acaban de tragarse, demuestran tener una opinión formada sobre ello. Sin complejos. Maricón el último.

Un tercer ejemplo es el de Lulu, el disco que acaban de editar Metallica y Lou Reed. Deberían leer los foros de internet: que si Lou Reed no sabe cantar, que si no se entienden las letras… En el siguiente vídeo se puede oír la sonora pitada que le dedican los fans de Metallica a Lou Reed cuando este sale al escenario a tocar junto a la banda el mítico Sweet Jane de la Velvet Underground, un grupo sin el cual no existirían hoy en día el metal, el hardcore, el punk, David Bowie, Metallica, Slayer, el rock universitario americano de los años 80, REM, Sonic Youth, Iggy Pop, el rock experimental… qué sé yo:

 

 

Decir que Lou Reed no sabe cantar (¡comparado con James Hetfield, el cantante de Metallica, que tampoco es que sea Enrico Caruso!) es una mentecatez como un piano. Pues claro que no sabe cantar: es que ni siquiera lo intenta. Lou Reed lleva 40 años recitando sus letras.

El tema es aún más sangrante si se tiene en cuenta que esta es, supuestamente, la generación audiovisual, aquella que ha sido amamantada con el biberón digital de las imágenes en movimiento; la de Facebook y Twitter y Youtube; la de los vídeojuegos con guiones de 100 páginas; la de los mp3 descargados a chorro; aquella que tiene a su alcance todas las obras de arte de la historia de la humanidad, todas, a un único clic de distancia; la del cine de efectos especiales apabullantes y ritmo, más que frénetico, colérico; la de las series de TV de trama compleja y laberíntica, esas cuyos personajes ostentan nombres de filósofos de la Ilustración Escocesa. La de la educación gratuita, la de las bibliotecas atiborradas, la de todos los gastos pagados. La generación post-post-modernista, la de la autoconciencia, la autoestima y el cinismo por bandera.

Vamos, que deberían entenderlo.

Pero no: lo que tenemos es una generación de universitarios incapaces de entender un anuncio de TV. No La mort de Virgile de Jean Barraqué o Begotten de E. Elias Merhige o Breviario de Podredumbre de Emile Cioran, no: un anuncio de TV. Con banda sonora de Pitbull. Inspirada en un vídeojuego de baile. Es difícil, realmente, ser más básico y apelar a un nivel más elemental del raciocinio del espectador que el anuncio de Lanvin. Por debajo de este nivel se sitúa el cascamiento de nueces con canto rodado, la extracción de hormigas con palito y el frotamiento genital indiscriminado provocado por el aburrimiento mortificante.

Pero eso sí: todos estos chavales tienen carrera.

Un gran logro del estado del bienestar, cierto. Ni un solo analfabeto sin estudios superiores.

En fin. Aquí tienen ustedes Begotten. Como para ponérsela a uno de estos chavales y preguntarle que qué ha entendido él. Aviso de que yo no he pasado del primer cuarto de hora, aunque me ha dado tiempo a ver cómo dios, atado y amortajado, se destripa a sí mismo para dar a luz a una madre tierra que posteriormente se abalanza sobre él para fecundar su vagina con el esperma divino. Y digo que no he pasado del minuto 15:00 porque uno es totalmente consciente de sus límites. Ya me explicarán ustedes el final, yo no creo que tenga tiempo de aquí al final de mi vida para ver el resto de la cosa.

[Yo creo que a Begotten lo que le faltan son un par de buenas explosiones. Y personajes menos esquemáticos.]

 

 

Anuncios

Written by cristian campos

13 diciembre, 2011 a 7:00

Publicado en la vida y nada más

Tagged with

20 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Llevo años denunciando la estupidez/idiotización de la sociedad española, así como del desastroso sistema educativo.

    En diez años que estoy presente en la red como maty he constatado la degeneración de Internet tras su progresiva masificación. Primero lo constaté en los foros y después en todo lo que vino después.

    En la red en español sobreabundan las opiniones y la mala educación, y escasean los contenidos de calidad -sobre todo los especializados, aunque dicho mal se está generalizando.

    Si un día estás harto de padecerlos y haces gala de tus conocimientos… se enfadan, como me sucedió recientemente en unos foros. Se enorgullecen de su ignorancia, en vez de avergonzarse como antaño.

    – Saludos –

    maty

    13 diciembre, 2011 at 10:06

    • En empeño en enseñar a leer y escribir a todo el mundo nos ha dejado como descubrimiento colateral que el homo ¿sapiens? tiene mucho más interés en contar sus cositas que en atender a las de los demás. Si la sobreabundancia abrumadora de cosas mediocres ocurre con los libros cómo no va a pasar con internet.

      Mortimer Gaussage

      20 diciembre, 2011 at 0:16

    • Robert from United Kingdom, September 27, 2012 at 6:02 PM Excellent facilities for young chrdilen. Friendly staff located on ‘s Stoney Beach. Direct bus to Verona Short Taxi to Verona airport. Good eating places on site. Good child entertainment on site. Able to hire high chairs, cots, sheets at a reasonable price.

      Mahmud

      28 julio, 2013 at 10:48

    • I suppose that sounds and smells just about right.

      oahu car insurance

      7 agosto, 2013 at 9:44

    • avui he celebrat el meu anseirvari amb els companys de feina! Voliem fer-ho a casa perf2 el tema de cuinar era complicat x a 10 persones… Tinc una idea!! Encomanem una fideue0 al Matadero? Idea brillant una fideue0 deliciosa a molt bon preu!Super recomanable!!

      Michiyo

      25 octubre, 2013 at 8:02

  2. En esta anotación e hilo de comentarios hay un seguimiento al respecto -también en otros. Creo que te interesará:

    Nauscopio Scipiorum España en manos de estúpidos. Carlo M. Cipolla: “Allegro ma non troppo”. 20.11.2008

    maty

    13 diciembre, 2011 at 10:48

  3. LECTURA OBLIGADA

    Barcepundit -> el ojo en la paja ¿Por qué dejo mi cátedra en la universidad?

    Un párrafo sin errores. No se trataba de resolver un acertijo, de componer una pieza literaria o de encontrar razones para defender un argumento resbaloso. No. Se trataba de escribir un párrafo que condensara un texto de mayor extensión. Es decir, un resumen. Un resumen de un párrafo. Donde cada frase dijera algo significativo sobre el texto original. Donde se atendieran los más básicos mandatos del lenguaje escrito –ortografía, sintaxis– y se cuidaran las mínimas normas de cortesía que quien escribe debe tener con su lector: claridad, economía, pertinencia. Si tenía ritmo y originalidad, mejor, pero no era una condición. La condición era escribir un resumen en un párrafo sin errores vistosos. Y no pudieron.

    Está bien, no voy a generalizar. De treinta estudiantes, tres se acercaron y dos más hicieron su mejor esfuerzo. Veinticinco muchachos no pudieron escribir el resumen de una obra en un párrafo atildado, entregarlo en el plazo pactado y usar un número de palabras limitado, que varió de un ejercicio a otro. Estudiantes de comunicación social entre su tercer y su octavo semestre, que estudiaron doce años en colegios privados

    Mi sobrino le dice a su madre, mi hermana, que él sí lee, que lee mucho en Internet. Es una respuesta generacional y genérica. La pregunta es cómo se lee en Internet. Lo que he visto es que se lee en medio del parloteo de las ventanas abiertas del chat, mientras se va cargando un video en Youtube, siguiendo vínculos. Lo que han perdido los nativos digitales es la capacidad de concentración, de introspección, de silencio. La capacidad de estar solos. Sólo en soledad, en silencio, nacen las preguntas, las ideas. Los nativos digitales no conocen la soledad ni la introspección. Tienen 302 seguidores en Twitter. Tienen 643 amigos en Facebook

    maty

    13 diciembre, 2011 at 11:47

    • Gracias por la cita, maty.

      cristian campos

      13 diciembre, 2011 at 11:55

    • It has been too long without exurspoe to your voice. I missed it as I miss you. I believe that it is a gift when one can directly experience the world in a more potent way than reading a beautifully written description (sadly, I find myself getting more excited at times from a well written description of a place I’ve seen than my own experience of that place). Being able to share it in that compelling manner is just the cherry on top:)

      Jayshree

      28 febrero, 2013 at 23:01

      • El estado mnetal influye mucho en el rendimiento. Y en estos momentos el Madrid este1 muy tocado. Tocado, que no hundido, pero hay me1s probabilidades de que pinche en algfan partido el Madrid que el Barcelona. Yo le dareda 3 outs a falta de turn y river, el flop ha sido muy favorable al Bare7a.

        Jocker

        29 julio, 2013 at 19:32

      • El passat denevdris vaig anar a sopar amb uns companys de professif3, eren uns 12. Pre8viament havedem negociat un menfa tancat de 20€ amb el que vam quedar mes que contents no nome9s x la quantitat sinf3 tambe9 per la qualitat de la cuina, de la presentacif3 dels plats i del tracte del personal.Ens van oferir tres entrants per compartir que xonsistia en:- amanida te8bia de formatge de cabra amb maduixes.- calamars a la romana ( super frescos).- timbal de baldana, plat tedpicament tortosed qe ens va encantar tant als que erem de Tortosa con a la gent que va venir de fora. Despres vam menjar un segon plat a elegir entre:- llenguado a la salsa se bolets.- confit d’e0nec.Tant els que vam menjar un plat comL’altre els vam trobar bonedssims! Finalment en lloc de fer postre vam pactar amb l’ama del restaurant si ens podien fer un pasteds i la veritat es que ens van acceptar la proposta i el pasteds estava bonedssim. Aquest menfa ens va costar 20€/ persona i ame9s tb incloefa: pa, cafe8s i infusions, vi de la casa, aigua i cava. Realment tot un luxe, vam quedar tant satisfets que aquest proper dissabte hi tornem x dinar. Pd: ens van situar una taula gran i quadrada que va fer possible que tots ens pogue9ssim veure i xerrar tranquil-lament, vam agrair-hoPq era un sopar de feina i ens va ser mes fe0cil la conversa. A me9s la taula estava dintre del reservat del restaurant que oferia un clima edntim ideal x parlar de feina! Tot un luxe! 100% recomanable!

        Claudia

        31 agosto, 2013 at 19:00

  4. Desde que lo oí por primera vez, ese tema de Pitbull me parece un politono de móvil.
    Un politono muy largo.

    Brandelmosca

    13 diciembre, 2011 at 18:23

  5. El diagnóstico es muy acertado. ¿Qué hacemos ante tanto analfabetismo real? Fomentar la reflexión pausada. ¿Cómo? Empezando por uno mismo.

    Ricardo

    13 diciembre, 2011 at 21:22

  6. No soy muy apocalíptico con Internet, pero creo que lo que comentas no es para nada anecdótico. Es más, creo que retrata el comportamiento de mucha gente (el mío, por ejemplo).

    El otro día fui al concierto de Pat Metheny en el Auditori y me di cuenta de algo terrible: soy incapaz de escuchar música y centrarme únicamente en ella. Escucho música a todas horas, en el metro, en el trabajo, cuando corro, en casa y mientras duermo. Pero en ese concierto me di cuenta de que he perdido la capacidad de concentrarme únicamente en la música y apreciarla, sin ser una ventana más abierta en mi cabeza que ejecuto mientras tengo otros programas abiertos.

    Durante años nos hemos encontrado discursos grandilocuentes sobre Internet. Recuerdo un debate sobre piratería en Internet y uno de esos gurús del todo gratis decía que hay un archivo rulando por el emule con miles de libros en formato abierto y que eso es la mayor democratización del conocimiento de la historia. Menuda tontería.

    En cualquier caso, creo que es una fase de desajuste con mucho ruido y mucha anécdota llevada a categoría. Pero volviendo a mi caso, que creo que es muy ejemplar dado que soy un descerebrado de la LOGSE, nunca me interesó la música clásica y nunca la he apreciado. Hasta que accidentalmente dí con una canción de Gorecki que me dejó más o menos como Apocalito cuando se encuentra las naves de Colón en la playa.

    No sé, creo que los grandes siempre salen a flote.

    whitard

    13 diciembre, 2011 at 23:58

  7. “Comparen la elegancia natural de las modelos Karen Elson y Raquel Zimmermann con las petardas morcillonas de peludas mejillas y culos pantagruélicos, sacadas de un lupanar de carretera comarcal gallega, del vídeo original.”

    Joder, Cristian. Cualquiera opina… Uno, que no pestañea cuando ve esto http://youtu.be/1r48YiUzmCA, decirle que sobre gustos sí hay mucho que decir y que hay muchos mundos en el mundo de las mujeres, y muchos contextos. Vamos, que entre las curvas de Adriana Lima y la anorexia, hay múltiples grados.

    senadoypueblo@googlemail.com

    14 diciembre, 2011 at 1:44

  8. En mi caso he de decir que dos platos pueden estar muy ricos por separado.

    Me gusta Metallica -que pa eso soy un jevorro- y me gusta Lou Reed. Pero es cierto que no acabo de ver la Alianza.

    Decir que no sabe cantar es normal es un jevorro. El jevorro aprecia mucho -demasiado- el virtuosismo. Es la nefasta influencia de Yngwie Malmsteen.

    Me gusta el chocolate y me gustan las acelgas, pero no me los como juntos. Llámeme raro.

    Abrazos y guitarrazos.

    Juan Pablo Arenas (@arenasjp)

    14 diciembre, 2011 at 7:34

  9. Suelo escribir en Film Affinity y estoy de acuerdo con que a veces es sorprendente la falta de capacidad de algunos usuarios para interpretar las intenciones de los directores.

    En la misma línea, el otro día descubrí una cuenta de Twitter llamada Espeonza Aguirre (igual ya la conocéis: http://twitter.com/#!/EspeonzaAguirre) que parodia a la Presidenta mostrándola como el monstruo neoliberal que la izquierda quiere creer que es. El caso es que se esté de acuerdo o no con el planteamiento, te echas unas risas. Sin embargo, lo más gracioso del asunto es la cantidad de gente que no lo pilla y le escribe preguntándole si es la Esperanza Aguirre de verdad. Ella responde etiquetándolos como “El Atontao del día”.

    Un saludo a todos.

    Felipe Larrea

    20 diciembre, 2011 at 10:31

    • Por dios, ¡es buenísimo!

      “Los inmigrantes? Pues los volvemos a subir a sus pateras y hala, ¡¡¡que remen a casa!!! JAJAJAJA. Los que sean de Ecuador van a flipar.”

      “¡Hemos ganado en Andalucía! ¡¡En ANDALUCIA!! Ya solo nos falta ganar en Somalia JAJAJAJA. No tocaría a un somalí ni con un palo.”

      cristian campos

      20 diciembre, 2011 at 15:28

  10. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Menos autoestima y más aprender a leer (opinión) elpandemonium.org/2011/12/13/aprendiendo-a-leer/  por Desfazedor_de_entuertos hace […]

  11. […] Leo este post de Cristian Campos y recuerdo el ensayo de Zaid, “Los demasiados libros”. […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: