Anuncios

el pandemonium

Golpes de estado para dummies

with 18 comments

 

Anda El País publicando una serie de entrevistas a ciudadanos anónimos relacionados de una manera u otra con el movimiento 15M. Ya ven: hace unos años, El País entrevistaba al presidente del Banco Central Europeo o al Secretario de Estado de los EE UU, y ahora le preguntan su opinión sobre macroeconomía y geoestrategia al primero que pasa por la calle. Así también hago yo un diario, ¿eh?

Empezaron los de El País entrevistando el 3 de noviembre al portavoz de Democracia Real Ya y desde ese punto de partida situado a la altura de la grieta más profunda de la Fosa de las Marianas el nivel no ha hecho más que decaer. De hecho, si sigue decayendo más acabará asomando la cabeza por Melbourne. Las entrevistas se pueden leer en la sección dedicada a las elecciones del 20 de noviembre, quizá porque los de El País consideran que el movimiento 15M es un actor político legítimo con todas las de la ley. O quizá porque creen que todo español, por el simple hecho de ser de izquierdas, atesora una interesante opinión sobre la fragilidad del euro en un contexto de crisis financiera internacional. Por ejemplo y sin ir más lejos. Son las maravillas de la ciencia infusa progresista.

Como es previsible, las entrevistas son un aquelarre de banalidades a cual más sombría. Uno de los entrevistados dice que lo nombraron portavoz del 15M porque es “un poco sinvergüenza”. Mientras, sostiene un cartel con garabatos y dibujos aniñados que reza “un banquero se balanceaba sobre la burbuja inmobiliaria”. Sólo les falta añadir el emoticono de una pedorreta para que el cuadro completo te provoque un aneurisma cerebral por vergüenza ajena. Otro héroe de la revolución dice que llegó a ir a una manifestación “con fiebre”, lo que lo sitúa a la altura de ese gran mártir del progresismo que es Calimero. También pide una renta universal básica, se supone que porque trabajar cansa. Otra, cuyo vínculo con el 15M consiste, literalmente, en el aprovisionamiento de botijos, exige poco más o menos que cortemos las relaciones diplomáticas con Suiza. Y no pide que invadamos Alemania porque se ha dejado el tanque de Hello Kitty en casa. ¿Quién nos iba a decir a nosotros que la línea que separa la geopolítica del aprovisionamiento de botijos fuera tan fina? Otra de las entrevistadas, que por lo visto debe haber vivido en una cueva malaya durante los últimos 30 años, dice que las deudas no son suyas, a ella que la registren. También dice que le da apuro que sus vecinas la miren mal cuando baja a la calle con la pancarta reivindicativa. Y eso que tiene 70 años, edad suficiente como para haberse emancipado psicológicamente hace ya unas cuantas décadas de lo que piense o deje de pensar la del 4ºB. Debe ser que es joven de espíritu.

[Permítanme que abra un paréntesis. Me extraña que nadie haya reparado todavía en uno de los rasgos más característicos del 15M: el de que el movimiento (qué adecuado eso de el movimiento) está formado básicamente por adolescentes y ancianos. Quizá ahí radique el porqué de la naturaleza pueril de sus propuestas políticas. Cierro el paréntesis.]

Pero el peligroso es el entrevistado que pide un sistema de votación digital en el que 100.000 votos en la red equivaldrían, simplificando, a un escaño en el Congreso. ¿Pillan la jugada? Lo que está pidiendo en realidad es un sistema electoral y de promulgación de leyes que puentee el ordenamiento legal actual, una especie de democracia paralela para él y los de su cuerda, la ‘ndrangheta digital. Cuando se le pregunta qué ocurriría entonces con temas como la pena de muerte, es decir con aquellos bizcochos a los que la prudencia recomienda no añadir la levadura del populismo, responde que “estos principios básicos” sólo podrían ser modificados por una mayoría aplastante de ciudadanos. Deduzco que dentro de esos “principios básicos” no está el derecho de propiedad intelectual. Ni por supuesto la Constitución, sino sólo las partes de ella que al 15M le salgan de sus santos cojones. El viejo totalitarismo adolescente: lo que a mí no me gusta se cambia con los votos de los usuarios de Menéame o por aclamación popular en Facebook, y lo que a mí me gusta se blinda con la Legión si fuera necesario. Fascismo puro y duro, ¿no creen?

Pero lo preocupante no es el ramalazo antidemócrata de estos tejeros de lo digital. A fin de cuentas, todas las generaciones hemos tenido que sufrir en mayor o menor medida nuestra cuota de salvadores de almas y redentores del gulag. Lo preocupante es el hecho de que las propuestas del 15M broten directamente de la tele, el biberón filosófico de la generación más insolvente, deficientemente preparada e intelectualmente brumosa de la historia de este país, y desemboquen casi instantáneamente en el sumidero de internet. Ni una sola idea original que no sea un reciclado grumoso y necrótico de la momia del marxismo cultural de la Escuela de Frankfurt ha salido de la cabeza de estos críos. Naturalmente, ellos no tienen ni la más remota idea de lo que es el marxismo cultural ni la escuela de Frankfurt: se limitan a repetir el mantra que han oído por la tele decenas de veces. Como dice Arcadi Espada en referencia a Contra el rebaño digital, de Jaron Lanier: “La cuestión realmente inquietante es lo que sucederá con las grandes masas hoy todavía aparcadas en la televisión, y al margen de cualquier interactividad digital. La cuestión es que ya no parece haber grandes reservas de inteligencia que aportar a la conversación internáutica; pero fuerza bruta la hay a toneladas, acechando”.

Esta moda de entrevistar a cuatro paseantes de la vida, no para que hablen de si tienen calor o frío o de si fuman más o menos desde que se promulgó la ley del tabaco, sino para preguntarles sobre los últimos hallazgos de la física cuántica, sobre la teoría económica de la complejidad o sobre el tema arcano del día, nace de una concepción del periodismo que encierra en su interior la semilla de su autodestrucción. Empezó el día que un periodista entrevistó a una actriz y le preguntó por el conflicto de Oriente Medio, continuó el día que un redactor jefe le dio cancha al mito de la sabiduría popular y se paró a charlar con las vecinas del asesino en serie, y llegará a su corolario lógico el día que los diarios dejen de publicar noticias y se limiten a reproducir los comentarios de los lectores. Que de hecho es lo que hace ya buena parte de la prensa española: prescindir de los periodistas profesionales, es decir de los periodistas, para poner a redactar a sus lectores. Porque no es sólo que las noticias de Público, El País o La Vanguardia estén escritas en muchos casos por los lectores: es que son indistinguibles de los comentarios. Periodismo ciudadano, lo llaman. Si no fuera por la utilización de una tipografía para el artículo y otra distinta para los comentarios, pasaríamos del uno a los otros sin percibir la transición. En este sentido, los diarios españoles son ya el espacio de Schengen del periodismo lerdo punto cero: un área de libre circulación de la estupidez y la frivolidad en el que se han suprimido todos los controles fronterizos. Sirva como ejemplo esa típica noticia de recurso que consiste en hablar de los hashtags del día anterior. ¿A quién le importan los hashtags más populares a las 19:35 del día de ayer? Los hashtags son simplemente un efecto colateral de las noticias o de los eventos significativos del momento, no sus generadores. A un periodista no debería importarle una soberana mierda lo que el lector crea relevante. Lo que realmente debería importarle al periodista es lo que él sabe que es relevante. Por eso es periodista y no publicista, y por eso teclea él y no el lector.

Así que ya tenemos los ingredientes para un tormenta perfecta totalitaria:

En primer lugar el mito, alimentado por la irresponsabilidad y la falta de profesionalidad de buena parte de los medios de comunicación españoles, de que para ser periodista sólo hace falta estar ahí, colgarlo en internet y esperar a que los lectores le vayan dando al botón de me gusta. Pero estar ahí es sólo el primer paso del camino. Porque el periodismo no es un concurso de popularidad colegial: el periodismo es jerarquía y análisis. Y no, la lista de los hashtags más populares del momento no es lo mismo que un redactor jefe. Ni por asomo.

Si quieren averiguar en qué consiste eso del periodismo ciudadano y tomarle la temperatura a la sabiduría popular, sólo tienen que echarle un vistazo a la lista de las noticias más leídas de las ediciones digitales de los diarios españoles e imaginar cómo sería un diario en el que únicamente aparecieran esas noticias. ¿Pagarían por él? ¿A diario? ¿Lo llevarían bajo el brazo? ¿Lo dejarían al alcance de sus hijos?

Arrasado el periodismo y aniquilado todo rastro de profesionalización en él; ahora que ya tenemos a miles de adolescentes, tuiteros y blogueros ociosos colgando sus necedades en la red y suministrándonos contenido gratuito en la más pura tradición Huffington Post; ahora que el ruido ambiente ha conseguido finalmente acallar la inteligencia… vayamos a por el segundo obstáculo en la senda que conduce al totalitarismo digital de la chusma.

Sobre el solar que ha quedado tras la desaparición del periodismo construiremos una Gran Ilusión. Una que regale los oídos de la masa y apele a sus más evidentes complejos de inferioridad: la ilusión de que gracias a internet, todos somos finalmente expertos en todo. Sabiduría a precio de saldo y título de Santo Subito para todo el que levante la mano. Observen el movimiento: primero eliminamos a aquellos que podrían dejar en evidencia nuestra alarmante carencia de conocimientos y de criterio profesional, y después rebajamos el nivel del conocimiento y el criterio profesional al del más mondo de los ciudadanos.

La jugada maestra viene ahora: a ese golpe de estado contra la razón lo llamamos democratización.

Es decir: primero democratizamos los medios de comunicación y le abrimos las puertas del museo a la turba para que pinte sus graffiti sobre los óleos del periodismo, y después democratizamos el resto de áreas del conocimiento humano. ¿Y quién será el fascista que se oponga a la democratización? “Aquí hay un déficit de democracia”, chilla el rebaño digital. Pues nada, hombre: pase usted con la motosierra y siéntase como en su casa.

Así que ahora que hemos degradado al periodista capaz de distinguir al experto en climatología del comentarista de barra de bar, nombramos Doctores en Cambio Climático a todos los ciudadanos españoles. Y no sólo en Cambio Climático: en Astrofísica, en Neurociencia, en Diplomacia, en Aerodinámica… No hay área del conocimiento lo suficientemente ininteligible para un erudito de la Wikipedia. No hace falta que señale la inestimable contribución de nuestra casta política, y muy especialmente del PSOE de Rodríguez Zapatero, a esta Gran Ilusión. Es conocido que para Zapatero había cientos de miles de españoles que podían ser presidentes del Gobierno. No digamos ya ministros. Pensamiento internáutico puro y duro.

Del tercer paso se encarga el sistema educativo. Consiste en adoctrinar a los estudiantes en la idea de que tienen derecho a la satisfacción inmediata de sus deseos, sean cuales sean estos, sin necesidad de mayor esfuerzo por su parte que el que conlleva hacer clic con el ratón de su ordenador.

El cuarto paso se infiere por sí solo de los tres anteriores: si todos somos expertos en todo, si todos sabemos de todo, si todos tenemos derecho a todo, ¿por qué no se hace todo lo que decimos? ¿Y por qué no se hace inmediatamente?

Y así llegamos a la aplastante lógica del totalitarismo digital, que no es más que la versión 1.0 de la vieja democracia asamblearia a mano alzada, tan querida, promovida, practicada y alabada por todos los totalitarismos que en el mundo han sido. Un mundo en el que todas las victorias se producían por aplastamiento.

Un mundo en el que la Tierra seguiría siendo plana porque eran muchos más los que creían que lo era que los que sabían que era redonda.

Facebook, Menéame y Twitter habrían votado por la planicie. Pueden apostar por ello.

 

Anuncios

Written by cristian campos

17 noviembre, 2011 a 0:01

18 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Plas, plas, plas.

    Quedo admirado de su/tu dominio de la prosa. Brillante a la vez que punzante. Lo repaso y no encuentro nada en lo que discrepe.

    En cuanto al 15M, enseguida me dí cuenta de la deriva, por lo que en dos días cambié el apoyo por el rechazo.

    -> Nauscopio Scipiorum Acampadosalsol: la extrema izquierda se ha apoderado del movimiento 15M, me desapunto

    maty

    17 noviembre, 2011 at 0:24

  2. Un consejo: además de la cursiva también está la negrita y la cita para facilitar la lectura. Los internautas españoles en cuanto ven un texto largo y prolijo sufren un ataque de pánico.

    Otro: oscurecer la tipografía, demasiado clara, perjudicando la legibilidad, en mi opinión.

    maty

    17 noviembre, 2011 at 0:26

  3. Lúcido análisis de este simplicísimo período intelectual en el que de manos del pensamiento alicia nos vemos inmersos.

    juan

    17 noviembre, 2011 at 9:41

    • I simply could not darept your web site prior to suggesting that I actually enjoyed the usual information an individual provide in your guests? Is going to be again ceaselessly in order to inspect new posts

      Budax

      3 marzo, 2013 at 14:01

  4. Ah, muy bien. Y se lo quería guardar.

    tsevanrabtan

    17 noviembre, 2011 at 10:15

  5. Si, pero. Todo esto y mucho más ya se dijo sobre la generación de la tele. Es decir, se dijo de Venter, Gates, Jobs, de las personas que convirtieron en algo casi, casi normal el trasplante de órganos y de quienes idearon, construyeron y pusieron en órbita la ISS; se dijo de quienes han cambiado Asia y de quienes construyeron la Unión Europea. De quienes han tenido menos guerras y dictaduras a su alrededor que cualquier otra generación anterior. Alelados por los medios audiovisuales y todo.

    Creo que la alarma por el rebaño digital es una consecuencia más de ese mismo ruido que los del rebaño digital producimos. Creo que los antisistema son exactamente los mismos que hace cincuenta años y que hace cien: una minoría que ahora tiene un potente amplificador -lo que implica que su ruido se escuche más alto, no que se convierta en señal ni, mucho menos, que convenza a más gente.

    Está bien señalar lo que está mal; siempre está bien. Pero ahora tengo acceso a muchas más voces que señalan lo que está mal de las que podría escuchar, por ejemplo, en la Alemania de los años 30. No me parece mal que, a cambio de recibir más información, mejor explicada y más detallada que nunca en la historia, me llegue mucho ruido de fondo.

    El lamento por el periodismo es otra trama, paralela pero diferente. Hay quien cree, ingenuamente, que el periodismo consiste en transmitir información, cuando en realidad trata de vender periódicos. Mantén a Vargas Llosa y seguirás teniendo lectores de Vargas Llosa; añade en otra página a Terelu y conseguirás ‘lectores’ de Terelu sin perder a los de Vargas Llosa.

    (Y, a todo esto, que Lo País se haya convertido en un megáfono antisistema es, obviamente, una cuestión de interés electoral. To es güeno pal convento. En un mes se les pasará la fiebre.)

    Mercutio

    17 noviembre, 2011 at 10:52

  6. Es increíble lo atrevida que es la ignorancia. Especialmente en economía. Cualquiera se atreve a opinar sobre temas que les son inaccesibles, como la macroeconomía, el ambito más complejo de esa ciencia. A mi me llevó 5 años entender los rudimentos y reconozco que tengo lagunas enormes en el tema a pesar de ser mi carrera. Cualquiera que realmente sepa del tema tendría dudas, solo los necios no las tienen. Sin embargo aparecen personas opinando sobre las políticas económicas a realizar que, además de ser demasiado jóvenes para tener la experiencia necesaria, su formación no tiene nada que ver con la materia, es decir, un arquitecto, una abogada, un estudiante de bellas artes, una enfermera, etc. Me gustaría saber si ese arquitecto aceptaría mi opinión sobre la mejor estructura para un edificio.
    Cuando no se sabe de un tema lo más fácil es creer la opinión generalizada. Da igual si estás equivocado o no, siempre tendrás a la mayoría de tu parte.

    Anónimo

    17 noviembre, 2011 at 12:50

  7. Acabo de leer la entrada y navegando me encuentro con este vídeo, en el Sánchez Dragó parece haberse basado en elpandemonium.org:
    http://www.telemadrid.es/?q=programas/las-noches-blancas/las-noches-blancas-15112011

    Anónimo

    17 noviembre, 2011 at 16:37

  8. Es irónico que ese rebaño digital del que te quejas es el mismo que leyéndote puede entender que su conocimiento es finito y que no es un “todólogo”.
    Por otro lado la “democratización” con la que especulas queda muy lejos del momento actual, si bien podría estar comenzando a gestarse. Nada más idóneo en estos casos que practicar lo que ZP y su gobierno han legalizado: Abortémosla; desde el sentido común, que a pesar de lo que diga el País, seguimos teniéndo muchos de nosotros.

    Lordcirus

    17 noviembre, 2011 at 16:50

  9. »Como dice Arcadi Espada en referencia a Contra el rebaño digital, de Jaron Lanier: “La cuestión realmente inquietante es lo que sucederá con las grandes masas hoy todavía aparcadas en la televisión, y al margen de cualquier interactividad digital. La cuestión es que ya no parece haber grandes reservas de inteligencia que aportar a la conversación internáutica; pero fuerza bruta la hay a toneladas, acechando”.»

    A mí me preocupa más el Sr Espada que las bobadas típicas de medio-imberbes que sueltan los «indignados». En mi opinión, y siento decirlo, el Sr Espada lleva en su interior el germen del fascismo más clásico (si no es que lleva ya un bien enraizado arbusto). Leo a veces sus artículos y le oigo en algunas intervenciones radiofónicas, y cada vez me queda más claro que al Sr Espada le molesta que todo el mundo tenga opiniones, que tenga derecho a decirlas, lugar para hacerlo, y que eso además tenga consecuencias políticas. O lo que es lo mismo, que al Sr Espada (como a tantos otros “intelectuales”) le molesta la democracia. Y todo ello por puro engreimiento. Todo simplemente porque se considera el tío más listo del mundo (que no lo es), y que, por lo visto, el resto de la humanidad es idiota excepto, al parecer, Pinker, Dawkins, y cuatro más que conforman el Olimpo que en su imaginación preside. Incluso cuando en sus reflexiones tiene (en mi opinión) razón, es tan engreídamente repelente que da asco dársela. Su elitismo (el tipo llegó a defender en esta España arruinada que los cargos públicos deben de ir en coches de lujo porque son la «autoridad» y punto) y su absurda defensa de privilegios para unos pocos A CUENTA DE TODOS (porque si se lo pagan ellos a mí, personalmente, me da igual) muestran su inequívoco orígen ideológico izquierdista y la habitual deriva fascista de los decepcionados seguidores a medida que cumplen años. Vamos, que el Sr Espada está envejeciendo, ideológicamente hablando, muy mal. Peor, imposible. Podría haber elegido el camino de la libertad del individuo como bien supremo, pero como para él individuo=imbécil, ha elegido el camino del clásico autoritarismo elitista.

    Por cierto, no comprendo cómo han podido elegir a un tipo tan repelente para dar la cara por los «creadores» poniéndolo al frente de Ibercrea ¿es que no han escarmentado con la pésima imágen de la SGAE gracias al repelente Teddy Bautista (ya antes de que se conociera su presunto choriceo)? ¿es que son tan idiotas en Ibercrea como para no saber lo importante que es la imagen en estos asuntos en nuestro tiempo? Así les va. En fin, problema suyo, no mío…

    Rey Narmer

    17 noviembre, 2011 at 23:32

  10. […] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Golpes de estado para dummies elpandemonium.org/2011/11/17/golpes-de-estado-para-dummies/  por eñe hace […]

    Golpes de estado para dummies

    18 noviembre, 2011 at 11:36

  11. Claro que sí, vamos a criticar un movimiento por personas aisladas ridiculizándolas (enorme lo de Calimero). Vamos a criticar que la gente tenga opiniones y vamos a llamarles ignorantes, pero vamos a dar lecciones de democracia. Quizá se considere usted mordiente y audaz, pero a mí me parece un simple falaz buscando cualquier hueco para criticar algo con lo que simplemente no está de acuerdo. Expanda su mente.

    Panzer

    18 noviembre, 2011 at 11:54

  12. Leído el texto, uno espera que en próximas publicaciones su autor se entregue, con pasión y rigor, a la crítica de esas razones sedicentemente necrosadas de los de Francfurt del Meno.

    A no ser que se trate simplemente de hablar de oídas o de utilizar el socorrido método dialéctico de la refutación vicaria. Habrá sido algún neurocientífico?

    No me tocó vivirlo, pero tanta arrogancia intelectual debe de ser un calco de la que harían gala los pasados vanguardistas de la Historia. Efectivamente, y aquí lo podemos comprobar, creerse parte de esa vanguardia oscurece mucho el entendimiento. Dicho de otra manera más provocadora: lo que tanto aturulla la razón no es sino el saber: el de cuál es el sentido de la Historia.

    BigEd

    19 noviembre, 2011 at 15:10

  13. Claro que sí, vamos a criticar un movimiento por personas aisladas ridiculizándolas

    El perroflautismo del 15M no representa nadie por su falta de articulación política, en consecuencia cada una de sus partes lo define.

    Cuando se leen majaderías de como por ejemplo de la Coordinadora TransMarikaBollo (si con K de kilo), define claramente que es el 15M, niñatos que les faltan dos hervores y ocupas que desprecian la propiedad privada.

    El súmmum que define este movimiento es el famoso no nos representan, es un su ramalazo fascista al suponer que ellos están por encima de las votaciones democráticas.

    Emilio G Loeda (@egloeda)

    20 noviembre, 2011 at 19:35

    • I beloved up to you will recivee performed right here. The cartoon is attractive, your authored material stylish. nonetheless, you command get got an impatience over that you wish be turning in the following. ill undoubtedly come more previously once more as precisely the similar nearly a lot ceaselessly within case you protect this hike.

      Ray

      1 marzo, 2013 at 7:18

    • 7oxTCv xrxyaflpqmqa

      yyudbq

      2 marzo, 2013 at 17:38

    • j4S5EQ xlqncgbmspjp

      uoloram

      4 marzo, 2013 at 14:50


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: