el pandemonium

ETA se rinde

with 15 comments

 

1. No entiendo por qué ninguno de los diarios españoles tituló ayer “ETA se rinde“. Tanto tiempo asumiendo el lenguaje militar de ETA, toda esa letanía putrefacta del “conflicto político“, “la lucha“, “el exilio“, “el camino hacia la paz“, “la confrontación“, “la dialéctica acción-reacción” y demás, tanto tiempo dando por sentado que esto no era terrorismo sino una guerra entre dos bandos equidistantes, tanto tiempo poniéndose en la piel del asesino, tanto tiempo jodiendo la marrana… y cuando llega el momento, ahora sí, de adoptar el lenguaje castrense, de proclamar la derrota del enemigo, de humillarlo, de ponerlo a cuatro patas, de escribir a cinco columnas la palabra “RENDICIÓN“, van y se ponen tiquismiquis.

2. ETA ha anunciado el fin de los atentados terroristas 864 muertos tarde. Tan tarde, de hecho, que ETA ocupaba ya sólo el 0.2% del espacio mental que los españoles dedican a sus preocupaciones, por debajo de las carteristas rumanas o los “problemas de la juventud“, sean cuales sean los importantísimos problemas de un chaval de 14 años.

 

 

3. ¿De dónde sale esa disparidad en el número de víctimas? Para el Gobierno y El País, son 829. Para El Mundo, 864. Para Santiago Gonzalez, 858. Yo creo que no debe ser tan difícil contarlas con un mínimo de rigor. Más que nada para que los de ETA no piensen que no sabemos ni llevar la cuenta de nuestros muertos.

4. ETA se rinde por la sencilla razón de que ninguno de los tres encapuchados que leyeron el comunicado del jueves puede afirmar a día de hoy y con total seguridad que los otros dos no sean policías.

5. Leo por ahí que ETA se acaba porque los vascos ya no la quieren. Menuda tontería: una parte nada desdeñable de los vascos, de derechas y de izquierdas, quiere a ETA. Sin duda alguna. Lo que no quieren es que mate. Especifico: que no mate ahora, en 2011. En los años 80 brindaban con cada atentado. Por eso nace Bildu, y de ahí su éxito: en la mente de muchos vascos, los bildutarras son ETA, pero no hacen de ETA. Como bien dice Pepe Albert de Paco, aún saldrá algún extravagante pidiendo que no le quemen la librería. Siempre hay resentidos que no se conforman con que les permitan sobrevivir.

5. Lo que no se puede negar es que el País Vasco está más cerca hoy de llegar a ser algún día una región mentalmente sana y plenamente democrática. Es decir un país en el que los familiares de los terroristas se avergüencen de pasear por la calle con ellos y donde se hable, si no con admiración, sí con respeto de las víctimas. Aunque vamos a tragar mucha quina: durante años, no habrá día sin imágenes de algún terrorista saliendo de la cárcel entre los aplausos de sus familiares y amigos, o recibiendo el homenaje de turno en su pueblo.

6. El jueves por la tarde, en TV3, el invitado habitual, “experto en terrorismo” y catedrático de universidad pública, confiesa su principal preocupación: que el PP pueda boicotear a partir de ahora “la paz“. No veas con el experto. Cuando el tipo escucha en directo el impecable y muy transversal comunicado de Rajoy, muestra su decepción con un mohín de disgusto. Por lo visto, en sus sueños más húmedos se había imaginado a un Rajoy llamando a la guerra civil: “Me lo esperaba mucho más duro. En cualquier caso, el PP no debería aprovechar para etcétera, etcétera, etcétera“.

7. Leo también los comentarios a la noticia de los lectores de El País. Está claro que para muchos simpatizantes de la izquierda, la democracia española debería corresponder al comunicado de ETA con la rendición, la disolución y el abandono de las armas por parte del PP. Según los paiseros, la paz no será posible en España hasta que eso ocurra. Tras frenar las arcadas, llego a la siguiente conclusión: ahora que hemos logrado acabar con la penúltima rémora franquista que quedaba en este país, es decir ETA, deberíamos ir a por la última, esa izquierda carcamal, de botijo y rencor puertohurraqueño, siempre tan comprensiva con todas las violencias con causa, a la que siguen mostrando pleitesía tantos y tantos españoles profundamente equivocados.

 

Anuncios

Written by cristian campos

22 octubre, 2011 a 7:01

Publicado en política

Tagged with

15 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Otra vez me pongo de pie y le aplaudo, señor Campos.

    schtroumpf@telefonica.net

    22 octubre, 2011 at 10:27

  2. Es que ellos tienen la conciencia limpia, fregada con jabón lagarto. Supongo que por la misma razón que no se les cortocircuitan las entendederas cuando en el anual Rodiezmo levantan el puñito, como si cualquier cosa. En ningún momento se sienten concernidos o atufados por mi amigo Pol-Pot o Mao Te Mato.

    Quizá si -Dios no lo quiera- hubieran volado unos cientos de personas de palestino pañuelo y los del PNV hubieran estado acojonados mirando debajo del coche, a lo mejor se les habría relajado el comprensionismo alargado de no hacer nada. Os aseguro que soy testigo directo -cursilada- de cómo la izquierda palestina de Malasaña -barrio de Madrid- comprensiona, toleranciona y da evangélica indulgencia a toda esa caterva de hijos de la grandísima puta.

    También está el sudapollismo español de, mientras no vengan a por mí, a mí plin. Que anda que no tengo cosas de las que preocuparme -como que el Balompié de Farfullos haya bajado a tercera- para que mi paz se vea alterada por hechos tan ajenos.

    Y luego los lodos. Esos lodos espesos que son nuestros posos más primarios. El prócer Arcadi Espada tomóse la molestia de hurgar en nuestros neandertales padres y vio la prensa socialdemocrata y su apestosa equidistancia. La misma equidistancia que estos días rezuma Amnistía Internacional Resulta que la única prensa que lo contaba en su inmundicia era la prensa fachorra y monárquica: o sea, el ABC.

    Pero nuestra teta fue El País ¿cómo no íbamos a crecer ya bizcos en la sudapollista España?

    Un abrazo.

    Juan Pablo Arenas (@arenasjp)

    22 octubre, 2011 at 12:51

  3. Sí, ETA ha perdido el partido. Pero no sé por qué y no sé cómo, tengo la impresión de que nos las arreglaremos para sacarnos de la manga una prórroga emocionantísima que mantenga incierto el resultado final hasta el último minuto.

    Cosas de la general cobardía, el general izquierdismo y la generalísima estupidez de este patético país, supongo.

    (Se me olvidaba: magnífca entrada, Sr Campos).

    Rey Narmer

    22 octubre, 2011 at 15:56

    • [OT] Me acabo de dar cuenta: el artista durante estos dias llamado Nombre vuelve a tener su viejo “nombre” (Rey Narmer) por algún misterio informático (seguramente relacionado reciente su cambio de web browser). Pues eso: a ver si sigue así.

      Rey Narmer

      22 octubre, 2011 at 16:06

  4. Pues hay que leer los comentarios al artículo de Savater en El País. No tienen desperdicio.

    Roger

    22 octubre, 2011 at 19:06

  5. Tiene usted mucha razón…
    A mi lo que me alarma es que esa parte considerable de la población que cae en la trampa lingüística es de muchos millones: los que votan a eso que llaman “izquierda” (y alguno de “derechas”). Pero luego va uns por la calle los días que no hay manifa y no saca la impresión de que haya tantos cretinos sueltos…

    Grunentahl

    22 octubre, 2011 at 20:32

  6. Para aplaudir de pie, sí señor.
    Muy acertados el punto 4 y el 7.
    Felicidades!

    Maria

    22 octubre, 2011 at 21:28

  7. También aplaudo la entrada, Pero aunque creo que es cierto que ETA no tiene posibilidades, o pocas, de actuar como banda terrorista, la derrota política no la veo por ningún lado. El grave error, ya no lenguaje, de concepto fue haberles aceptado desde el principio que la vía política era legítima, Y una mierda, Hay algo que hasta el más gilipollas debería saber: la soberanía española está por encima de la democracia, En nombre de la democracia no se puede aceptar la legitimidad de una política secesionista, a no ser que estés dispuesto a convertir la democracia en un sistema matricida y degenerado.

    Anónimo

    22 octubre, 2011 at 23:43

    • “En nombre de la democracia no se puede aceptar la legitimidad de una política secesionista”

      En nombre de la democracia se puede aceptar cualquier política. Lo que no se puede aceptar es imponerla a tiros. La cuestión es que no es lo mismo contar votos que balas.

      O sea, que si al contar votos, sale por mayoría que, por ejemplo, Cataluña opta por ser un estado independiente, lo democrático es que lo sea y lo antidemocrático y “degenerado” es impedirlo (o lo que es lo mismo: vuelta a las balas).

      Rey Narmer

      23 octubre, 2011 at 10:10

      • Es la soberanía española o francesa o portuguesa o alemana quien determina qué votos deben ser contados. Y las democracias imponen por la fuerza, y a tiros si hace falta, muchas cosas. Bin Laden y Gadafi son una prueba. A caperucita ya se la comió el lobo hace tiempo.

        Anónimo

        23 octubre, 2011 at 10:57

      • En democracia los problemas políticos no se resuelven a tiros. Está usted dándole la razón a los terroristas, Anónimo.

        Rey Narmer

        23 octubre, 2011 at 15:13

  8. Creo que ETA no hace más que dejar el relevo a las organizaciones políticas identificadas con ella, viendo el prometedor futuro que éstas tienen ante sí, y la impotencia operativa a la que la propia ETA se ha visto reducida de manera gradual. En efecto, que los etarras digan que dejan de matar, a estas alturas, es tan relevante como que Stéphane Hessel anuncie, con el tembleque de su voz nonagenaria, que deja de echar polvos.

    Por otro lado, los batasunos, viendo su presente y su pasado, han hecho circular un documento donde se frotan las manos: “Parece mentira cuánto hemos avanzado en pocos meses, dónde estábamos y dónde estamos (…) Ahora no hay ningún precipicio ante nuestros ojos”.

    Parece tratarse de un cambio de estrategia, en parte forzado por las circunstancias, y en parte porque han visto la luz (su luz) al final del túnel, desde que alguien hizo abrir la portezuela de la serpiente tirando de los hilos del TC. Ahora sueñan con elegir al próximo lehendakari y eclipsar al PNV en el Congreso de los Diputados. Ya han obtenido del PSOE todo lo que podían obtener con las capuchas puestas, y ahora, agotado ese cartucho, toca seguir la vía que creen más rentable en esta nueva coyuntura.

    No es un fenómeno nuevo que una fuerza política de ideas y actitudes totalitarias, practicante del matonismo político y partidaria del uso del terror, se pasa con sus bártulos a eso de la política parlamentaria. Simpatizantes no les van a faltar, ahora que el plomo parece algo pasado de moda.

    Por mucho que diga el principito, yo veo lo que veo. Repito: una fuerza política de ideas y actitudes totalitarias, ahora legal, con un futuro prometedor.

    Por mucho que digan los socialistas con su particular uso del lenguaje, no se trataba de paz. Se trataba de libertad. Pues bien, la libertad no tiene un futuro muy prometedor ante esa fuerza política triunfante.

    El gato de Schrödinger

    23 octubre, 2011 at 15:21

  9. Alerta en El País: “El perdón de las víctimas al maltratador amenazan la eficacia de la ley de Violencia de Género”

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Grietas/lucha/machismo/elpepusoc/20111024elpepisoc_1/Tes

    Para que pasen a ser vistos con nuevos ojos por la mayor parte de la izquierda de este país, propongo a maltratadores de parejas y a violadores que adopten su lenguaje y monten sendos partidos políticos que defiendan sus derechos. Por ejemplo:

    -HB, Herriko bioladoreak: “Hay un conflicto sexual; las mujeres deben reconocer nuestra identidad de por sí fogosa y nuestro derecho de pernada”

    -PMV, Partido machista vasco: “El conflicto empezó cuando las mujeres derogaron nuestros derechos machistas históricos. Lo que hacen Herriko Bioladoreak está muy mal, pero es que algunas visten como putas. Deben dialogar para llegar a un acuerdo. Lo de la lengua es innegociable: franceses y mamadas a demanda. Y seguro que dejaría de haber violaciones si nos dejaran meterles algo, aunque solo sea la puntita.”

    Harry Block

    24 octubre, 2011 at 12:25

    • Yo he puesto tantas veces ese mismo ejemplo de los violadores que me pregunto si usted no sera yo, disfrazado.

      JotaEle

      24 octubre, 2011 at 18:31

  10. Oh, qué ejemplo maravilloso de doble rasero progre: en el caso del delito de violencia doméstica, el perdón de las víctimas impide que se haga justicia “de verdad”; en el caso del terrorismo, el perdón de las víctimas es imprescindible para la superación del “conflicto”.

    Qué hijos de la grandísima puta, de verdad.

    cristian campos

    24 octubre, 2011 at 13:29


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: