Anuncios

el pandemonium

El Pequeño Emperador de izquierdas

with 16 comments

 

No he seguido con demasiada atención la reciente visita del Papa a España. Soy ateo y, como tal, este tipo de celebraciones o experiencias religiosas, masivas o privadas, las veo con desapasionada distancia, si acaso con un leve interés antropológico o como interesante objeto de estudio para la psicología evolutiva. Como decía aquel, lo interesante no es averiguar por qué parecemos estar predispuestos genéticamente para la religión, sino por qué hay gente que  ha logrado esquivar esa predisposición y llegado a descreer. Pero volviendo a las celebraciones: en el peor de los casos, me dejan indiferente. En el mejor de los casos, soy capaz de verle cierto mérito estético a algunas de ellas. No precisamente a las cristianas, que suelen demostrar un gusto por los extremos que no combina precisamente con mi idea de la épica. Las tenebrosas Semanas Santas, las torturas masoquistas del Opus y las atroces crucifixiones filipinas me resultan aterradoras, aunque entiendo perfectamente que estas representan tan solo un pequeñísimo porcentaje de la experiencia cristiana contemporánea. El buenrollismo oenegero y ciertamente naif de la pasada semana, mucho más representativo y mayoritario, me carga con su exaltación del colegueo y del guitarrista de fogata, aunque lo prefiero por supuesto al cilicio y tentetieso. La arquitectura catedralicia me incomoda, lo cual me jode porque eso es precisamente lo que pretende: empequeñecer al hombre hasta convencerlo de su supuesta insignificancia. La Biblia, que me he leído de cabo a rabo, me deja la idea de que un buen trabajo de edición que redujera su extensión a una cuarta parte de la actual redundaría horrores en su beneficio. Entiendo que la idea de editar a Dios pueda resultar ligeramente sacrílega, pero háganme caso: como ensayista, Dios es francamente mejorable, y su afición a la paja sólo hace que obstaculizar su mensaje. Por otro lado, la simbología cristiana me fascina, especialmente en su vertiente apocalíptica. Es probable que mucho del cine que me gusta no existiera de no ser por el Apocalipsis de San Juan. Empezando por las pelis de zombis, sin ir más lejos.

Por supuesto, puedo decir este tipo de cosas porque mi discrepancia con el cristianismo es meramente intelectual: simplemente, no creo en el más allá, en seres superiores o en paraísos e infiernos. Por otro lado, no tengo problemas en aceptar que el cristianismo es, de todas las religiones masivas contemporáneas, el que mejor ha aceptado su nuevo papel como grupo de presión político y sociológico, y el que más honestamente ha renunciado a convertirse en un actor principal y ejecutor de la organización del estado, de su legislación y de sus usos y costumbres. El cristianismo, en este sentido, es ya una organización social democrática consciente de que su target son los conversos y nadie más, más allá de retóricas papales de cara a la galería.

El islam es otra cosa completamente diferente. Las discrepancias con él no son intelectuales, sino vitales: lisa y llanamente, la religión islámica es incompatible, no ya con ciertas reglas sociales que considero innegociables, sino con todo aquello que me define como ser humano.

Pero volviendo al tema central.

Me la pela soberanamente si el estado ha puesto o no dinero en los festejos: no creo que haya hoy en día actividad alguna en España, privada, pública o marciana, en la que el estado no ande metiendo el cazo de una u otra manera, directa o indirectamente, para meter o para sacar, para comprar o para rapiñar. En este sentido, me parece hipócrita que la izquierda, adicta al control estatal y a meterle la mano en el bolsillo a los ciudadanos para distribuir su dinero en función de sus intereses ideológicos, se rasgue las vestiduras por la pasta que se haya podido meter ahí o no. Yo, Cristian Campos, ateo y liberal, tengo todo el derecho del mundo a exigir que el estado no financie eventos religiosos. Los de izquierdas han de callar su puta bocaza porque no tienen derecho a una mierda en este sentido.

Ahora bien: el espectáculo de intolerancia, garrulismo y matonismo que se ha dado estos días en Madrid no tiene perdón de dios. El progresismo se siente fuerte porque durante años se le ha dicho que existen ciudadanos de primera (ellos) y de segunda (los demás), intereses de primera (los suyos) y de segunda (los de los demás), supersticiones de primera (las de la izquierda) y sectas de segunda (las del resto). Se les ha dicho también que sus actos nunca tienen consecuencias, que cientos de matones en una manifestación del 15M son unos cuantos exaltados no representativos de la bondad del movimiento y un policía que le suelta un guantazo a una tipa que lleva un rato gritándole “cabrón” a la oreja es un símbolo del nazismo latente de las fuerzas de seguridad del estado. La educación española lleva años adoctrinando carne de cañón y eso es lo que tenemos hoy en día: carne de cañón intelectual que, dependiendo del día, sale a la calle a sentarse en el suelo con las manos en alto, a insultar a la policía o a abrirle la cabeza a un adolescente que va a ver al Papa como otros van al Festival de Benicàssim sin que nadie les obligue a pasar por un humillante calvario de insultos y vejaciones.

De esta carne de cañón intelectual se sirve el verdadero sistema, el estatalista, para hacer todo aquello que no puede hacer él directamente (calzarle una hostia a los beatos, ocupar las plazas indefinidamente o amedrentar a los comerciantes que no quieren cerrar sus negocios durante las huelgas). Que se escandalice la izquierda por el tortazo de un policía cuando estos se ven obligados a diario a tolerar sus delitos flagrantes clama al cielo: nada debe de haber más frustrante para un policía que ha sido entrenado para combatir a los cafres que tener que hacer la vista gorda e incluso protegerlos por orden de los burócratas de turno. En Barcelona, por ejemplo, es habitual ver a los vecinos salir a protestar a las ventanas de sus casas, cacerola en mano, cuando los Mossos d’Esquadra desalojan una casa okupada. Si te plantas ahí a ver el desalojo vas viendo salir de la casa a colgados argentinos, marroquíes, italianos y franceses, todos ellos viviendo del momio y en unas condiciones que nos parecerían humillantes hasta para los cerdos de granja, mientras los vecinos, dale que te dale a la sartén, protestan porque la policía les priva de su dosis de parasitismo urbano cotidiano.

A eso se limita la izquierda en mi ciudad: a berrear cuando le limpian de mierda los pañales.

¡Y cómo chillan los jodidos!

Por eso alguien debería decirle al policía del guantazo que su pecado ha sido equivocarse de amo. La que le gritaba “cabrón” en su cara no era una ciudadana anónima: era su Pequeña Emperadora.

Lo que significa que al policía le van a dar pa’l pelo.

Qué irónico que ni dios vaya a defenderle.

 

Anuncios

Written by cristian campos

28 agosto, 2011 a 7:01

16 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Otra vez gracias, señor Campos.

    Solomon

    28 agosto, 2011 at 13:13

  2. Buenos días D.Campos,

    gracias por su blog, excelentemente escrito y con muy buen gusto en sus variados contenidos.

    De su post: “Se les ha dicho también que sus actos nunca tienen consecuencias” + “De esta carne de cañón intelectual se sirve el verdadero sistema, el estatalista, para hacer todo aquello que no puede hacer él directamente“. Acojona, de verdad. Porque todo esto tiene una inercia difícil de parar y, acostumbrados a ver gigantes donde sólo hay molinos de viento, me temo que un próximo cambio de gobierno sería una “hiper-legitimación” a sus actos sin consecuencias.

    Sobre la falta de consecuencias, una anécdota curiosa. Mel Smith, director de la primera película de Mr. Bean y cómico bastante conocido en UK (a lo mejor ha visto su serie Smith & Jones hace años en Canal +, o el inspector de policía de ‘Wilt’) decía que su principal interés en la película era mostrar a Mr. Bean afrontando las consecuencias de sus actos, cosa que no ocurría en la serie.

    Con una mirada torcida, más que pequeños emperadores tenemos al lado oscuro de Mr.Bean.

    Una última pregunta, ¿qué fuente has utilizado? Es de muy agradable lectura.

    Saludos

    Psykoaktive

    28 agosto, 2011 at 13:48

  3. Buenas tardes. En un viejo post usted definía brillantemente al español como una forma de vida esencialmente binaria. No debería incurrir en parecidos hábitos. Suscribo buena parte de lo que hoy afirma en su blog, pero espero que no le moleste que haga algunas observaciones.

    1) Cierto es que la influencia de la iglesia católica sobre hábitos, ideas y costumbres, comparada con la que llegó a tener en su momento, es prácticamente inexistente. Esto es algo que me harto de discutir con mis amigos. No obstante, sigue pretendiendo tener influencia en la vida civil, como demuestran determinadas emisoras, una permanente actitud victimista y la furiosa oposición a determinadas leyes.

    2) Le puedo asegurar que, lejos como me siento de la ideología de los del JMJ, me repugna profundamente ver como la turba los increpa. Pero dicho esto, creo que incurre en una exageración retórica cuando dice “abrirle la cabeza a un adolescente que va a ver al Papa”. Hasta donde yo sé no ha habido ninguna agresión física, lo que no significa, insisto, que minimice el acoso verbal de la multitud.

    3) Finalmente le aseguro que la joven rubia del vídeo no es santo de mi devoción, pero creo que en un estado razonable, la policía no debe golpear a alguien por ser gilipollas, ¿me entiende? No sólo se trata, además, de una bofetada a una niñata, el novio se ha llevado unas buenas hostias a pesar de mantener una actitud conciliadora y al fotógrafo le han dado leña sin motivo alguno. No voy a bramar diciendo que vivimos en un estado policial, lo cual es una ridícula hipérbole, pero lo que no está bien no está bien. Y no pasa nada por decirlo.

    Dicho de otra manera, no se va a hundir el mundo por darle la razón al adversario ideológico cuando la tiene, caramba. Dele caña de vez en cuando a los otros, le sobra ingenio, claridad y talento para ello. Un cordial saludo.

    Gabriel Syme

    28 agosto, 2011 at 15:08

  4. Esas palabrotas, Sr. Campos…

    Estando de acuerdo con su discurso en general, quisiera hacer una simple observación sobre un aspecto de su personalidad que hace tiempo me llama la atención:

    “…las veo con desapasionada distancia, si acaso con un leve interés antropológico o como interesante objeto de estudio para la psicología evolutiva. ”

    Mire, yo también soy ateo, pero le diré una cosa: no es necesario que haga alarde de superioridad intelectual cada vez que habla de la religión. Produce un efecto un tanto presuntuoso, a la manera de esos ingleses estirados de la época victoriana que hablaban con desdén de casi todo lo que no fuera “british”.

    Hablando de ateos, esperaba que se animara usted a publicar una entrada sobre el rifirrafe entre R. Dawkins y Rebecca Watson, y el meneo internáutico que ha provocado. Yo me he reído mucho, especialmente pensando en el jarro de agua fría que le cayó al pobre diablo que tuvo la ocurrencia de abordar en un ascensor a esa fiera feminista a las cuatro de la madrugada, para invitarla a tomar un café en su habitación. Qué bien le estuvo empleado, pensé, por su pésimo gusto a la hora de elegir objeto de admiración.

    Venga, un saludo.

    El gato de Schrödinger

    28 agosto, 2011 at 21:43

  5. Les respondo muy brevemente a todos ustedes.

    Solomon: De nuevo, gracias a usted por pasarse por aquí.

    Psykoaktive: Para el título de El Pandemonium he utilizado una Ambroise, para los títulos de los posts una Ronnia Condensed y para el texto de los posts una Museo Slab, que puede encontrar aquí: http://www.fontsquirrel.com/fonts/Museo-Slab

    Gabriel Syme: Totalmente de acuerdo con 2 y con 3, no tanto con 1. Lo de darle caña a los “otros” lo tengo pendiente, no crea que son santo de mi devoción. El problema es que mantienen un perfil tan bajo que es difícil agarrarse a algo sabroso.

    El gato de Schrödinger: Tiene razón con lo de las palabrotas. Es un recurso facilón y me he de quitar el tic. También tiene razón en lo de presuntuoso, prometo que soy consciente de ello y que nada más lejos de mi intención que sonar prepotente o perdonavidas, pero no logro dar con el tono a la hora de hablar de religión. Estoy en ello. Finalmente, lo de la Watson: hable de ello hace un par de meses, aquí tiene el post:
    https://elpandemonium.org/2011/07/07/no-veas-como-esta-el-patio/

    Y sí, no quiero sonar machista, pero que dios le conserve la vista al tipo del ascensor. Para mí es un valiente a la altura del primer ser humano que se comió una ostra.

    cristian campos

    29 agosto, 2011 at 9:28

  6. ..el espectáculo de intolerancia, garrulismo y matonismo que se ha dado estos días en Madrid no tiene perdón de dios..

    En la Internet la intolerancia 2.0 se ha puesto de moda un ejemplo (perdón por el spam), para mas referencias (y si tiene estomago) sufra un poco lea, lea

    Anónimo

    29 agosto, 2011 at 12:27

    • Please teach the rest of these internet hoinagols how to write and research!

      Yuri

      29 julio, 2013 at 15:41

    • Un restaurant on acdium molt sovint per que ens tracten especialment be9! Normalment diem allf2 que volem pagar per sopar i la Sandra ens confecciona un menfa d’acord al preu pactat pre8viament! Normalment amb 25€ sopem sumament be9! A me9s, no escatimen en detalls: qualitat del vi, cafe8s inclosos… I a me9s sempre ens conviden a xarrups abans de marxar! Super recomanable!

      Ruby

      6 septiembre, 2013 at 0:48

    • This is a really ineelligtnt way to answer the question.

      Jaylen

      22 octubre, 2013 at 13:22

  7. Estaba en Segovia poniéndome hasta arriba de cochinillo, cuando llegó el Papa. Así que lo vi por la tele. Mi sobrina es perroflauta -oveja flauta de la familia- y fue a insultarlos a Sol. Dijo que habían empezado ellos. No esperaba que defendiera sus ideales. Se tira el insulto y se esconde la mano.

    En un reportaje de Radio 5 ha salido hablando el señor de los objetos perdidos de Madrid. Dijo que muchos peregrinos habían devuelto dinero que se habían encontrado. Dinero en metálico que se habían encontrado. Toma ya.

    Españoles no serían. Aunque los perroflautas sí lo devuelven.

    Juan Pablo Arenas

    30 agosto, 2011 at 0:24

  8. Cristian, formidable escrito. No te conocía, me pasaré por aquí de vez en cuando. Nos diferencia un par de cosas, yo si soy católico y estoy orgulloso de ello. Y ya ves, no creo en algunas cosas que tú tampoco crees. Es bueno diferenciar entre religiones, creencias… y sus representantes. De estos últimos me fío lo justo. De las creencias, bueno, cada uno tiene las suyas, incluidos los perroflautas, y las de éstos no las cambio por las mías, sería como comparar la astrología con la astronomía. ¿Has hablado alguna vez con algún perroflauta de sus creencias ateas?

    Pero atacar una religión, como la nuestra, la judeocristiana, de cerca de cinco mil años de existencia, es atacar de facto uno de los pilares de nuestra civilización (el otro pilar de nuestra civilización occidental es la cultura grecorromana). ¿Qué quieren imponer en su lugar estos perroflautas, y por extensión el socialismo en general? Tú lo sabes también como yo: puro constructivismo estatista, pura reingeniería social, puro totalitarismo jurídico de carácter positivista (es decir, contrario a todo derecho privado). ESA ES SU RELIGIÓN LAICA.

    Detrás de cada socialista siempre se esconde un fascista intelectual, no pocos de ellos, arden en deseos de materializarllo una vez más (los perroflautas son la vanguardia, pero todos sabemos que su generales se esconden en los poderes fácticos del dios estado de la religión laica. Y no pararán hasta conseguir materializar nuevamente sus objetivos de enfrentamiento social. En su concepto circular de la historia (re-volución) el fasciosocialismo español tiene más posibilidades que menos de repetir a medio plazo la materialización de sus creencias. No han cambiado un ápice los objetivos totalitarios de la religión socialista, solo las formas.

    …y llevan mucho avanzado en lo que adoctrinamiento se refiere en los últimos cuarenta años de fasciosocialismo democrático (destrucción de facto de la separación de poderes, adoctrinamiento educativo, destrucción paulatina del derecho privado, pura reingeniería social causante entre otras cosas de las Pequeñas Emperadora, etc.).

    En cuanto a este tema de las “pequeñas emperadoras”, dejemos para otro día las interpretaciones de los “psicólogos” salidos de nuestras ideologizadas universidades y por supuesto también, dejemos para otro día el análisis del sesgo hembrista de la autora en cuestión del post cuando dice “La autoridad incuestionada que caracterizó en algún momento al modelo patriarcal del subsistema parental desapareció y ha sido reemplazada por el de una autoridad flexible y racional”. La dama en cuestión se niega a criticar abiertamente que la emergencia de los “pequeños emperadores” está claramente causada por la actual reingeniería social que ha impuesto el actual modelo matriarcal, al destruir de facto la paternidad como derecho igualitario a la maternidad.

    … pero sería mucho pedir a esta dama, abogada ella, que tuviera un mínimo de independencia intelectual con la ideología feminista que le adoctrinó a lo largo de toda su trayectoria educativa estatista. Para tan abultado número de años de adoctrinamiento estatista (primaria, secundaria y universidad), y tan pocos años de vida que aparenta la dama en cuestión, es mucho pedir, de momento, que demuestre independencia intelectual con las ideologías que le adoctrinaron.

    En cualquier caso, Cristian, te repito, tu post… es formidable. Te felicito.

    Pablo el herrero

    Pablo el herrero

    6 septiembre, 2011 at 11:57


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: